Trucos viajeros: 6 tips para fotografía de viajes

Publicado por Paola Silva en

Trucos viajeros: 6 tips para fotografía de viajes
Puntúa este post

Este verano aún no ha acabado y seguro que aún muchos tenéis programado algún que otro viaje o excursión antes de retomar la rutina del trabajo o los estudios…

Por ello, y porque hace mucho que no os daba tips turísticos, os traigo un listado de trucos geniales para sacar las mejores fotografías de tus viajes.

1.    Ten en cuenta la importancia de la luz en la fotografía

La luz es uno de los factores clave de todo el mundo de la fotografía y no iba a ser menos en las fotografías de tus viajes…

Por supuesto lo idóneo es que tomes las fotos cuando dispongas de luz natural. Y aquí viene un truco bastante conocido ya:

Las mejores horas de luz natural para tomar fotos son el amanecer y el atardecer.

A mí personalmente me pierden las fotografías con esos tonos anaranjados o, a veces, lilas, su luz tenue y el juego que dan las sombras y luces de esas horas.

Si eres un poco más experto en el manejo de las cámaras y te das prisa, otra hora que da fantásticos resultados es la llamada “hora azul”, el momento justo después de irse el sol en el que podemos ver un cielo azul intenso y realizar fotografías de paisajes nocturnos iluminados con largas exposiciones (aconsejable aquí un trípode).

2.    La famosa regla de los tercios y cómo encuadrar

Mi padre siempre me dice que tengo “ojo fotográfico” y veo encuadres muy bonitos antes incluso de sacar la cámara para tomarlos. Igual que me dice que ese ojo o se tiene o no se tiene, claro.

Aunque se tenga “ojo fotográfico” hay que educarlo también en teorías que realmente funcionan como pueden ser:

  • La regla de los tercios: Es la más sonada. Se basa en dividir el encuadre en tres tercios iguales de ancho y largo. A partir de esa cuadrícula que se forma, colocaremos los elementos principales de la fotografía en alguno de los cuatro puntos donde se unen las líneas. Hay muchas cámaras que te permiten superponer esa cuadrícula a la imagen para ver si estás enfocando bien.
  • Horizontes siempre rectos y proporcionados. No hagas fotografías con el horizonte ligeramente inclinado. Además elige una proporción de cielo y tierra que exprese lo que tú pretendes con dicha toma, pero no coloques el horizonte en el medio de la fotografía.
  • Regla de las miradas. Es muy sencilla, según donde esté mirando el sujeto de la fotografía lo colocaras a un lado u otro de la misma. Por ejemplo, si el sujeto mira hacia la derecha lo colocarás a la izquierda y viceversa.

3.    El equipo fotográfico para viajes mientras menos mejor.

No necesitas una súper cámara con mil accesorios enormes y caros para hacer fotos bonitas.

Además, si estás de viaje, te estás moviendo continuamente y vas a agradecer llevar menos peso.

Mejor llevar una cámara compacta y que haga el menor ruido posible (así podrás sacar instantáneas rápidas y silenciosas en sitios en los que de otro modo no podrías ;)).

Aquí tenéis algún ejemplo:
Sony Alpha A6300 – Cámara compacta
Sony DSCRX100 – Cámara compacta
Panasonic Lumix DMC-LX100

4.    Busca inspiración constantemente

Siempre es buena idea intentar aprender de los mejores. Busca fotógrafos de viajes en redes sociales, síguelos y empápate de sus instantáneas una y otra vez. Fíjate en cómo usan el enfoque, las luces, las sombras… Pero OJO, NO COPIES, por favor.

Una cosa es inspiración y otra copiar…

5.    Aprende un poco de edición fotográfica básica

A veces con las prisas de ver muchas cosas en tus viajes, no tienes el tiempo que te gustaría de ajustar tu cámara para tomar la mejor foto del lugar, etc.

La solución aquí está en la edición mediante apps sencillas, pero de calidad, nada de filtros cutres de Instagram…

Yo siempre uso Lightroom CC, tenéis un vídeo en mi canal de IGTV sobre cómo edito mis fotos por si queréis ver el uso de esa app.

6.    Truco Extra: un trípode de bolsillo

Este truco lo tomo prestado del blog del fotógrafo. Consiste en usar una cuerda como trípode para tus viajes.

Si necesitas que tu cámara permanezca bien quieta, pero no quieres cargar con un enorme trípode durante tus excursiones, lleva en tu mochila o bolsillo una cuerda lo suficientemente larga como para que llegue desde tu cámara en posición de ataque (cuando vas a echar la foto y la colocas delante de tu cara) hasta tus pies.

Solo tendrás que pisar la cuerda con el pie para tensarla bien y así sujetar tu cámara mientras tomas las fotos.

 

¿Qué os parecen los trucos? ¿Tenéis vosotros alguno más? Compartid vuestros trucos para que nos ayudemos mutuamente. Nos vemos en las redes, viajeros ;).


Paola Silva

Graduada en Administración y Dirección de empresas y en Turismo, con experiencia en el mundo del social media. Blogger y Content & Community Manager freelance.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web usa cookies propias que tienen una finalidad funcional y cookies de terceros (tipo analytics) que permiten conocer sus hábitos de navegación para darle mejores servicios de información. Para continuar navegando, es importante que acepte su uso. ¿Estás de acuerdo? Quiero ver la Política de Cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar