Los 7 errores que todo negocio de moda debe evitar en Marketing de contenidos

Publicado por Paola Silva en

El marketing de contenidos es una de las estrategias más empleadas y efectivas hoy en día. Crear contenidos puede parecer muy sencillo, pero hacerlo sin una estrategia y sin ayuda o formación profesional en el tema puede llevar a cometer muchos errores.

En el post de hoy solo voy a mencionar algunos de ellos, pero como cada caso es un mundo, seguro que alguno más hay por ahí.

7 errores que no debes cometer con tu marketing de contenidos si tienes un negocio del sector de la moda.

Si no sabes de qué hablo cuando hablo de Marketing de contenidos, puedes empezar por ahí echándole un vistazo a mi post sobre ello en el blog.

1.   No tener una estrategia de contenidos bien definida

Un error tan básico, pero tan catastrófico como este puede suponer la diferencia entre una tienda de moda que triunfa en Internet y una tienda de moda que se queda estancada.

No solo para sector moda, para cualquier empresa que se va a lanzar al mundo de los contenidos en Internet es indispensable contar antes con una buena estrategia de contenidos donde se definan canales, contenidos, objetivos, etc.

Si tú tienes un negocio de moda y no sabes cómo abordar esto de la estrategia, no temas en contar con un profesional de marketing externo que te ayude con este paso.

2.   No conocer realmente a tu público objetivo

Tenemos muy claro que no es lo mismo tener una tienda que vende ropa para mujeres adultas que tener una tienda que vende ropita para bebés.

Estoy segura de que hasta ahí sabemos definir los clientes de una y los clientes de otra, pero…

¿Conocemos realmente a ese cliente o a esa clienta que nos compraría? Me refiero aparte de saber si es hombre o mujer, o si es mamá o no.

Definir todo lo posible y conocer a nuestro público objetivo es fundamental a la hora de crear contenidos útiles para ellos, ya que se supone que estamos creando ese contenido para ayudarlos a ellos y generarles confianza o emociones con nuestra marca.

¿Con que definición de cliente objetivo crees que crearás un contenido más específico y útil para tu cliente?

A -Mujer de entre 25 y 40 años, mamá trabajadora de al menos un niño o niña con menos de 5 años.

B- Mujer de entre 25 y 40 años, mamá trabajadora de al menos un niño o niña de menos de 5 años, le gusta la moda pin up y tener conjuntos a juego con su bebé de vez en cuando. No cuenta con mucho tiempo libre y por eso le gusta que se le atienda eficientemente. Le preocupa cuidar el medio ambiente y que su bebé crezca en un mundo más ecológico.

Por ejemplo. Creo que la respuesta es clara, ¿verdad?

Con la segunda definición podríamos crear, por ejemplo, posts para redes sociales recalcando que nuestros materiales para confeccionar la ropa no usan químicos o que diseñamos accesorios sin plástico.

3.   Generar contenido que te gusta a ti, no a tu cliente objetivo

El error anterior nos lleva a este.

Cuando no conocemos a nuestro cliente objetivo lo más lógico es que no sepamos qué quiere ver en nuestras plataformas digitales y acabemos creando contenido que “creemos” que le gustará, pero que en realidad solo nos interesa a nosotros como marca.

Si solventas el error anterior y lo tienes en cuenta, podrás solventar este también creando contenidos que tú público realmente necesita.

Será más fácil que recuerde el nombre de tu marca si lo has ayudado alguna vez con tus contenidos que si solo compartes tus productos y sus cualidades.

4.   Copiar estrategias y/o contenidos de tu competencia

Sí, todos conocemos la historia de Amancio Ortega y su compañía multinacional y millonaria, pero, por favor, no te compares porque acabarás copiando y déjame decirte querido/a, a los copiones se les acaba pillando.

Que una empresa de la competencia haya tenido éxito haciendo X o Y no implica que tú, como marca de su sector, vayas a tenerlo replicando lo que ha hecho.

Siempre lo digo, pero cada empresa es un mundo y lo que funcionó para unos no siempre funciona para todos. Aquí entran muchos factores como ser el primero, tipo de cliente, visibilidad, momento del mercado…

Sé original y adapta lo que creas a tu propia audiencia.

No está mal inspirarse en los grandes, pero de ahí a copiar hay una línea fina, no la traspases.

5.   Pedir y pedir antes de dar

Este error lo hemos cometido TODOS cuando abrimos un negocio.

El error de hacerlo todo con la intención de vender y vender, sin tener nada más en mente. A veces incluso nos olvidamos de que nuestros clientes también son personas con necesidades y libertad de elección.

¿Cómo?

Dando antes de pedir. Los contenidos deben ayudar a tu público objetivo antes de pedirles que compren. Crea contenido que solucione dudas, ayude con un obstáculo, inspire, emocione, conecte…

No es lo mismo comprar la misma camiseta en una tienda porque la has visto en una foto con oferta en su Instagram, que elegir la misma camiseta en esa tienda de barrio que te ofrecía consejos para combinarla en su perfil (yo es que acabo comprando un conjunto entero así).

6.   Creer que el marketing de contenidos es solo escribir o subir posts

Me he topado con dueños de negocio a los que les mencionas esto del marketing de contenidos y en su mente casi puedes ver el típico bocadillo de pensamiento de los cómics con una imagen de un blog dentro o de los posts de Instagram.

¡Con lo rico y variado que es el marketing de contenidos!

No se trata solo de blogging o de poner buenos textos en la descripción de tus posts en redes sociales, el marketing de contenidos tiene una variedad de formatos increíble y a tu disposición, solo tienes que conocer cuáles de esos formatos son los que tu cliente objetivo suele consumir o prefiere.

  • Vídeo
  • Podcast
  • Imágenes
  • Infografía
  • Newsletter
  • Blogging
  • Webinars o cursos
  • Plantillas
  • Informes
  • Casos de éxito o casos de estudio
  • Muestras

7.   No medir los resultados y rectificar los errores

Seguro que has escuchado la famosa frase en marketing “lo que no se mide no se puede mejorar”.

Pues grábatela a fuego porque así es.

¿Cómo sabes dónde está el problema, si ni siquiera te has parado a medir los resultados de tu estrategia?

Mucha gente prueba estrategias de marketing en general (no solo de contenidos) y, cuando esta no funciona cómo esperaban, la descartan al completo cuando la realidad es que quizá solo está fallando una parte concreta de la estrategia, quizá es una parte ínfima que se solucionaría con un cambio muy pequeño y todo iría como la seda.

Ten presente esto y mide, al menos mensualmente, cómo está marchando tu estrategia.

 

¿Cuáles de estos errores crees que has cometido o cometes en tu negocio de moda? Yo te diría que lo ideal para empezar es que no cometas el primero, es fundamental tener una estrategia para lograr objetivos. Y si te ayuda un profesional de marketing pues mejor que mejor ;).


Paola Silva

Graduada en Administración y Dirección de empresas y en Turismo, con experiencia en el mundo del social media. Blogger y Content & Social Media Manager freelance. Especialista en Marketing de Contenidos para sector Turismo, ocio y eventos y para el sector Moda, belleza y cuidado personal.

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Puedo ayudarte?

Esta web usa cookies propias que tienen una finalidad funcional y cookies de terceros (tipo analytics) que permiten conocer sus hábitos de navegación para darle mejores servicios de información. Para continuar navegando, es importante que acepte su uso. ¿Estás de acuerdo? Quiero ver la Política de Cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar