Guest Post: ¿Por qué necesitas un dominio y un hosting para crear una página web?

Publicado por Paola Silva en

Guest Post: ¿Por qué necesitas un dominio y un hosting para crear una página web?
Puntúa este post

Hoy tenemos una novedad en el blog: ¡mi primer guest post!

Hacía mucho tiempo que quería invitar a alguien experto en temática web, ya que a mí hay algunas cosas que se me escapan y quiero que mis lectores, vosotros, estéis lo mejor informados posible.

Mi autor invitado hoy es Joan Rodas,

Ingeniero informático y programador en Sirvelia; un equipo de desarrolladores especializados en las soluciones web totalmente a medida, sin plantillas de terceros.

Así que, sin más dilación, os dejo con su estupendo artículo que espero que os sea de mucha utilidad :).

 

Si quieres empezar una web hay dos elementos imprescindibles que debes tener: un dominio y un servidor, también llamado hosting. Sin ambos, será imposible crear una página web real.

Para que tengas una idea de qué son, imagina Internet como una ciudad. Piensa en el dominio como la dirección y, por tanto, en el servidor como el edificio de destino.

¿Qué hay realmente en esa dirección virtual? Un ordenador que funciona sin interrupciones, que es el servidor donde guardamos toda la web.

El dominio y el servidor son dos elementos independientes, aunque se configuran para enlazarse entre sí. No te preocupes por saber cómo conectarlos, de momento. Es importante que tengas claro que son dos cosas separadas.

Voy a explicarte qué es un dominio y un servidor (hosting) y cómo puedes empezar a trastear para contratarlos y configurarlos.

¿Qué es un servidor?

Es el ordenador que contiene todos los datos de tu web. Hay que entender que, aunque se hable de nubes y parezca que todo Internet está en el aire, la realidad es que todo está conectado físicamente. Puede parecer difícil de creer, pero hay un cable que va desde tu casa hasta un servidor de Estados Unidos o China, atravesando el mar.

Los servidores no dejan de ser simples ordenadores como el que podrías tener en tu casa. La única diferencia son las características del servidor, que pueden ser muy distintas según el uso que le des. Existen ordenadores personales mucho más potentes que algunos servidores, pero obviamente los servidores tienen que adaptarse al uso que necesitemos.

Si bien hay páginas como Facebook que usan miles o centenares de miles de servidores (y probablemente bastante potentes), lo más normal es que tu web esté alojada inicialmente en un servidor compartido, donde también se alojan las webs de otros usuarios.

¿Para qué necesito un dominio?

Los ordenadores se identifican con un número (dirección IP). Siguiendo con la analogía de la ciudad, ahora ya tenemos un edificio y sabemos dónde se encuentra (podemos pensar en la IP como las coordenadas GPS), pero no sabemos exactamente como ir hacia él.

Bueno, la realidad es que no necesitamos un dominio para acceder a una página web. Es posible acceder directamente poniendo la dirección IP en el navegador (ahora mismo, 172.217.168.174 nos llevaría directamente a Google).

Pero si queremos aparecer en los buscadores, necesitaremos un dominio. Además, no es lo mismo acceder a google.com que tener que recordar una dirección como “172.217.168.174”. Y también hay que tener en cuenta que si tenemos un servidor compartido, hay más de una web usando la misma IP, así que tampoco podríamos acceder directamente sólo con la IP.

A la hora de escoger dominio, es importante saber que tiene que ser único. Y lo mas aconsejable es que sea fácil de recordar, lo más corto posible y que contenga el nombre de tu marca o esté relacionado con el servicio que ofreces.

Tradicionalmente, había solo unos cuantos dominios de nivel superior (.com, .net, .org…), algunos de ellos específicos del país/región (como .es o .fr). Actualmente existen un gran número de dominios, que cada vez aumenta más. Si no quieres complicarte, un .com siempre será una buena opción.

Registrar otros dominios secundarios (tumarca.com y tumarca.net) puede ser una buena idea para evitar que otros usen tu nombre o marca.

¿Cómo contrato estos servicios?

Personalmente, me gusta contratar el dominio y el servidor en empresas distintas. Quizás es sólo una manía personal, pero prefiero no dar todo el poder a una sola empresa.

A la hora de contratar el hosting, habrá que tener en cuenta las prestaciones necesarias en cada caso. El “espacio ilimitado” no existe. Es ilimitado hasta que la empresa de hosting “decide” lo contrario, así que no te fijes tanto en el espacio. Si no necesitas gran cantidad de GB, céntrate en la velocidad de los discos, la facilidad de gestión, el número de cuentas de correo o las características que realmente necesites y vayas a usar.

Para contratar el dominio, no hace falta comparar prestaciones. Los dominios son los mismos en todos sitios, lo que habrá que mirar es el precio del dominio (suele ser muy similar en todas las páginas).

Es muy posible encontrar ofertas muy baratas de dominios. Y aunque lo más probable es que sea una oferta legítima, hay que ir con cuidado con el precio de renovación del dominio.

¿Y la configuración?

Una vez contratados el dominio y el servidor, hay que conectarlos. De forma que cuando escribas la dirección en el navegador, pueda encontrar tu web sin problemas. Normalmente, en la web del hosting y/o dominio hay tutoriales detallados explicando cómo realizar la conexión, pero si no lo consigues no dudes en contactar con ellos.

Probablemente podrás subir los archivos de tu web directamente desde la administración del hosting, pero es mucho más recomendable utilizar algún programa de transferencia por FTP como Filezilla. En este artículo te explicamos qué es el protocolo FTP y para qué usarlo.

Por último, tocará configurar los correos electrónicos en caso de que vayas a usarlos. Se puede utilizar el gestor de correos web, pero recomiendo utilizar un programa especializado como Thunderbird o BlueMail para gestionar todos tus correos.

Por último, ¿qué es http y https?

No vamos a entrar en detalle en explicar estos dos protocolos. Simplemente decir que http es el protocolo clásico cliente-servidor, donde un usuario (cliente) hace una petición al servidor y este le responde con información (mostrar una página web, imágenes, etc.).

https vendría a ser lo mismo, pero de forma segura, de manera que los datos viajan cifrados para evitar que un tercero pueda interceptar la comunicación.

Actualmente, es indispensable proteger nuestras webs usando https. De hecho, es posible que el navegador no nos muestre una web si no tiene https.

Para “activar” https, por así decirlo, es necesario instalar un certificado de seguridad. Existen multitud de certificados, algunos gratuitos y otros realmente caros. En general, usar un certificado gratuito Let’s Encrypt será una buena opción. La mayoría de hostings permiten instalar Let’s Encrypt u otro certificado equivalente fácilmente.

Si queréis saber más sobre estos protocolos, os dejo aquí un post con más información.

 

Con esto ya tienes una base con la que empezar a montar tu web. Pero si realmente te interesa este mundo y quieres desarrollar una página web, será importante aprender más sobre estos temas.


Paola Silva

Graduada en Administración y Dirección de empresas y en Turismo, con experiencia en el mundo del social media. Blogger y Content & Community Manager freelance.

1 comentario

Cómo empezar un blog: consejos fundamentales - Paola Silva · 13/08/2018 a las 9:32 am

[…] elegir dominio podéis encontrar este artículo invitado en mi blog, escrito por profesionales del diseño web que lo explicarán mejor que […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web usa cookies propias que tienen una finalidad funcional y cookies de terceros (tipo analytics) que permiten conocer sus hábitos de navegación para darle mejores servicios de información. Para continuar navegando, es importante que acepte su uso. ¿Estás de acuerdo? Quiero ver la Política de Cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar