Design Thinking: qué es, cómo funciona, proceso y algunas técnicas.

Publicado por Paola Silva en

Hacía ya tiempo que no me pasaba yo personalmente por aquí por mi blog…

A los que ya me seguís en redes sociales, sabréis que quiero empezar a dedicarle una parte mayor de mi esfuerzo al blog y su estrategia y también veríais que hace cosa de un mes y medio asistí a un curso de Design Thinking que me encantó.

A raíz de este curso al que fui he ido leyendo sobre el tema, aprendiendo y probando algunas técnicas (a modo muy cutre porque este método suele hacerse en grupo) y en el post de hoy quiero contaros lo que he ido aprendiendo, por si os gusta también el tema de Design Thinking y queréis indagar como yo.

Qué es el Design Thinking

Design Thinking o pensamiento de diseño es un modelo de cómo enfocar la innovación en entornos inciertos de forma ágil y radical.

Se divide en una serie de etapas, a las que se puede volver de nuevo, pero por las que siempre ha de pasarse al menos una vez. Más adelante hablaremos de estas etapas.

Una de las características más importantes de este método es que está plenamente orientado al usuario. Por eso, los productos y servicios generados de forma adecuada a través del Design Thinking aportan valor a las personas. Ya que han sido diseñados con este fin.

El auge y popularidad actual del Design Thinking viene por su capacidad para generar en muy poco tiempo soluciones innovadoras.

Características del Design Thinking

Las características del Design Thinking son las que lo hacen diferente e innovador.

  • Centrado en el usuario

Antes de generar ideas, hay que entender realmente cuál es el problema del usuario.

Observando. Hablando. Analizando

  • Visual y tangible: Prototipos

Cuando utilizamos esta metodología, nos metemos en la piel de un diseñador. La comunicación visual es muy efectiva, nos permite pensar desde ámbitos que no solemos tener en cuenta con un enfoque tradicional.

(Aquí es donde viene la parte de usar post-its, dibujos, esquemas, plastilina, cartón…)

Aunque lo importante es tangibilizar las ideas.

Este hecho de poder “tocar” las ideas favorece dos cosas: la comunicación de ideas, a veces complejas y abstractas y la propia creatividad del equipo.

  • Co-creación. Participativo

El Design Thinking busca la participación de las personas. Cuanto más diferentes mejor, porque de la diversidad podemos obtener ideas más radicales.

Todas las personas que se puedan ver afectadas por el problema o la solución deberían participar. Incluso, co-crear con el cliente.

  • Agilidad e iteración

Debemos mostrar esos prototipos que hemos creado a los usuarios para mejorar el diseño que hemos realizado e introducir mejoras rápidamente sobre las ideas o conceptos que estás desarrollando.

Se trata de ir súper rápido.

Etapas de un proceso de Design Thinking

Como comentaba antes, un proceso de Design Thinking tiene varias etapas a las que puedes volver las veces que tú necesites, siempre que pases al menos una vez por cada una de ellas.

Las diferentes etapas del proceso son:

  • Empatía
  • Definición
  • Ideación
  • Prototipado
  • Test

Formando un proceso circular como veis en la infografía.

design thinking

Una vez completado y llegado a la validación o test, la flecha viene acompañada de una interrogación. El motivo es que, dependiendo del feedback que nos dé el usuario, decidiremos a qué punto del circuito debemos volver. Así nos iremos acercando cada vez más hacia aquello que satisface las necesidades y deseos del mismo.

Vamos a ver cada una de las etapas de forma detallada.

1-    Etapa de empatía

La primera fase de un proceso de Design Thinking es empatizar. Recordemos que estamos diseñando orientados al usuario, con lo cual es lógico que la primera fase del proceso sea ponernos en los zapatos del usuario final y entender qué es lo realmente importante para ellos.

Cuanto más capaces seamos nosotros y nuestro equipo de ponernos en su lugar más fácil nos resultará comprenderlos e identificar lo que puede aportarles valor.

Esta es una etapa muy importante del proceso, ya que si conseguimos obtener suficiente información sobre el usuario nos costará mucho menos encontrar soluciones a su problema a resolver.

  • ¿Qué acciones nos permiten profundizar en el proceso de empatizar?

Existen muchas formas para llevar a cabo esta etapa. De entre el gran abanico de herramientas con el que podéis contar, destacaremos las siguientes:

  • Entrevistas
  • Observación o Shadowing para empatizar (observar al usuario en su contexto)
  • Focus groups
  • Benchmark
  • Investigación a través de Google

2-    Etapa de definición

La segunda etapa del proceso de Design Thinking es la de definir.

Definir es probablemente la parte más difícil dentro de todo el proceso. Además de la inevitable criba de información, hay que encontrar los denominados Insights.

En esta etapa hay que tirar de la intuición. Los insights son “revelaciones” encontradas a partir de la observación que hemos hecho en la etapa anterior.

  • Definir el foco de acción para establecer el reto creativo

En esta parte del proceso hay que definir un foco de acción concreto, el cual recoja aspectos que hemos detectado como relevantes para el usuario. Desde dicho foco se construirá el “Reto creativo”.

El foco de acción nos permite centrarnos y no divagar demasiado y saltar de un problema a otro sin parar.

Este proceso de definir el foco exige:

  • Encontrar una fase que recoja necesidades y deseos relevantes para el usuario
  • Entender las razones que los llevan a tenerlos (insights)
  • La definición de un foco de acción que responda a un aspecto de la realidad ni tan extenso como para no poder abarcarse, ni tan restringido como para que las soluciones que puedan surgir sean de poco valor o utilidad

Una fórmula muy empleada para definir dicho foco de acción es:

“El (usuario) desea/necesita (deseo/necesidad ) porque (insight).”

EJEMPLO: Los clientes de este restaurante desean una solución adaptada a niños porque los pequeños de la familia se aburren cuando terminan de comer.

Una vez establecido el foco, llega el reto creativo, para el cual debemos hacernos preguntas como:

¿Cómo podemos hacer para que X mejore?

En el ejemplo anterior: “¿Cómo podemos hacer para que los niños no se aburran y dejen a los padres comer tranquilos?”

  • Preguntas que pueden ayudarte a detectar si vas por el camino corrector al definir

Si sientes que el foco de acción no está funcionando, hay algunas preguntas que podemos hacernos para saber si realmente estamos por el mal camino:

  1. ¿Qué problema se plantea en el Foco de Acción?
  • ¿Qué aspectos dentro del marco de trabajo se están abordando?
  • ¿A qué necesidades o deseos de los usuarios está respondiendo?
  • ¿Cuáles son los insights (o razones) por las que los usuarios tienen estos deseos o necesidades?
  1. ¿Cuál es el grado de calidad de la información obtenida?
  • ¿A través de qué medios se ha recogido la información?
  • ¿En qué aspectos se relaciona con el Foco de Acción?
  • ¿Cuántos de los usuarios que han participado en la observación/entrevistas etc. se ven reflejados en las necesidades, deseos e insights que construyen el foco de acción? ¿A qué nivel?
  1. ¿Qué visión nueva puede aportar abordar el marco de trabajo desde el foco de acción definido?
  • ¿A qué valor o valores añadido puede dar lugar?
  • ¿En qué medida y modo forma parte del contexto del usuario?
  • ¿En qué aspecto o aspectos resulta novedosa la relación que se establece entre necesidades o deseos e insights?
  1. ¿Por qué es importante el problema o problemas que encierra el Foco de Acción ?
  • ¿Qué lo convierte en inspirador y mueve al equipo a la acción?
  • ¿En qué medida las soluciones que puedan surgir pueden cambiar la vida de los usuarios?

FUENTE: designthinkingespaña.com

3-    Etapa de ideación

La tercera etapa de un proceso de Design Thinking es la de Idear o Ideación. El paso a esta fase supone empezar a crear soluciones para los problemas concretos encontrados.

Se trata de generar soluciones para esos aspectos elegidos que parecen recoger importantes necesidades y deseos para el usuario.

La generación de esas soluciones parte de lo que hemos llamado Reto Creativo. Para definirlo, formulamos una pregunta, directamente vinculada con el Foco de Acción.

Imaginemos que seguimos con el ejemplo anterior y el foco de acción que hemos encontrado es que los niños se aburren cuando terminan su comida. La pregunta que nos formularemos para crear el reto creativo sería la que os he dejado al final de la etapa anterior: “¿Cómo podemos hacer que los niños no se aburran y dejen comer a sus padres?”

  • Metodologías para generar ideas en la fase de Idear: el brainstorming.

Una vez que tenemos definido el reto creativo, podemos empezar a generar ideas. La fórmula más habitual es el Brainstorming.

Como esta fórmula es súper conocida ya, os cuento los secretos para hacer un buen brainstorming:

  • Ajusta el foco (como veis aquí va todo con foco…)
  • Impregna el momento de carácter festivo (hazlo divertido, ameno… Puedes servir un picoteo o unas bebidas como una reunión informal)
  • Recuerda las normas o ponlas en un lugar visible (Estas son: 1. Cuantas más ideas, mejor. 2. Diviértete. 3. Anímate a tener ideas locas. 4. Sé visual. 5. No juzgues. 6. Recuerda que solo debe haber una conversación a la vez)
  • Numera las ideas
  • Calienta primero para idear después (para fomentar que los integrantes se animen a lanzar ideas puedes comenzar con una actividad divertida o un juego)
  • No pierdas de vista la pregunta para la que estás generando ideas

4-    Etapa de prototipo

Es el momento de prototipar. Ahora es cuando vamos a utilizar las manos para “pensar”. En esta etapa vamos a aterrizar las ideas y convertirlas en tangibles.

Existen muchas formas de prototipar. Desde las más rápidas y sencillas hasta otras más elaboradas y que implican más coste y tiempo de elaboración.

A continuación, os muestro diferentes formas de prototipado. Que van de más ágiles y baratas a otras más lentas y que implican algo más de trabajo e inversión.

Formas de prototipar

  • Rol playing: Para prototipar a veces solo es necesaria una representación de la forma de uso de un producto. O de un servicio. Se trata de simular la interacción incluyendo las características que resultan relevantes para el usuario.
  • Plano de producto/servicio: En este caso se elabora un diseño en el que se recoge la forma y características del producto o servicio. Un ejemplo de aplicación podría ser una nueva bicicleta con distintas características. Se mostraría la forma de sus ruedas, la del manillar, asiento… en definitiva, todo lo relevante que queramos validar con el usuario.
  • Storyboard: Este prototipo gráfico representa la interacción del usuario con el producto o servicio. En él, se recoge “la película” que cuenta sus funcionalidades y cómo estas dan solución a necesidades del usuario. No hace falta contar con grandes ilustraciones en su diseño. Pero sí con dibujos que le permitan entender claramente lo que cada viñeta representa.
  • Folleto: La característica adicional que incluye el folleto dentro de la categoría de prototipos es que incluye un discurso comercial. Y también fotos y un ordenamiento y priorización de la información. Es mejor utilizarlo en fases avanzadas de prototipado de un producto o servicio. En el que además exista alguna noción de tono de comunicación e identidad de marca.
  • Pantallazos: En los casos anteriores el prototipo podría crearse con boli y papel. Si decidimos sofisticarlo, podemos recurrir al ordenador. Y al diseño de pantallazos que nos permitan no solo recoger la historia del producto o servicio. Sino también como se integrarían dentro de una web.
  • Otras formas de prototipar más costosas: Landing pages y vídeos.

Fuente: designthinkingespaña.com

5-    Etapa de test

Validar es la quinta y última fase de un proceso de Design Thinking. Es el “momento de la verdad” en el que mostramos al usuario lo que hemos diseñado para él. El final de un recorrido de generación de ideas.

Llevar notas y tener un esquema simplificado de nuestro recorrido puede ayudarnos a la hora de obtener feedback.

Al hablar con él, nunca debemos olvidar nuestro principal objetivo: obtener la información más genuina posible para saber si estamos conectando con sus necesidades y deseos. Para ello, una máxima fundamental es la escucha. Y la otra, comprender en lugar de vender.

Recuerda siempre que el Design Thinking es una metodología orientada al usuario.

  • Las preguntas que debo hacerme después de validar

El feedback del usuario da lugar básicamente a tres escenarios posibles:

  • Pasar a producción: El feedback ha sido muy satisfactorio y vamos a pasar a la fase de producción. El producto o servicio va a empezar a fabricarse. Y si se trata de una solución o proceso, dará comienzo su implementación.
  • Iterar: Es la más habitual. Con la validación hemos obtenido un feedback que nos ha mostrado qué es aquello que valora el usuario de nuestro prototipo. Y que no. Ahora debemos elegir sobre qué parte de él volvemos a trabajar hasta una nueva validación.
  • Abandonar el proceso: Por la cuestión que sea, no vamos a continuar con el diseño del producto o servicio. Una razón puede ser comprobar que no hay mercado para nuestro producto o servicio. Otra que las validaciones con el usuario nos muestran un feedback muy negativo. Sea cual sea el motivo, el proceso se interrumpe. Y dejamos de diseñar.

 

Como veis el proceso de Design Thinking puede dar lugar a la generación de ideas prácticamente validadas por el usuario y a la creación de productos/servicios pensados en el propio usuario y sus necesidades. Es un proceso rápido y no demasiado complejo que solo necesita de un equipo de personas y mucha paciencia para realizarlo.

¿Alguna vez has estado en un proceso de Design Thinking? Cuéntame tu experiencia en comentarios. ¿Os gustaría que indagará más en otros posts sobre técnicas para las diferentes etapas?

 


Paola Silva

Graduada en Administración y Dirección de empresas y en Turismo, con experiencia en el mundo del social media. Blogger y Content & Social Media Manager freelance. Especialista en Marketing de Contenidos para sector Turismo, ocio y eventos y para el sector Moda, belleza y cuidado personal.

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Puedo ayudarte?
Powered by

Esta web usa cookies propias que tienen una finalidad funcional y cookies de terceros (tipo analytics) que permiten conocer sus hábitos de navegación para darle mejores servicios de información. Para continuar navegando, es importante que acepte su uso. ¿Estás de acuerdo? Quiero ver la Política de Cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /homepages/18/d746350477/htdocs/wp-includes/functions.php on line 4344