6+1 timos a viajeros por todo el mundo. Conocer para evitar.

Publicado por Paola Silva en

Puntúa este post

No sé vosotros, pero yo lo que más he escuchado durante toda mi vida cuando me iba de viaje con el colegio, mis amigos o pareja siempre ha sido:

Cuidado con tus cosas, pon tu bolso, maleta, etc. a la vista siempre.

Y es que los timos cada vez son más ingeniosos, estudiados o tan tontos que no los esperamos, y se producen por todo el globo.

La mejor manera de evitar un timo es conocerlo, así que yo os cuento 6 (más uno muy español) de lo más curiosos.

1. Los nuevos amigos traicioneros

Está claro que no debemos ir por el mundo siendo unos bordes con la gente por el miedo a este timo, pero si tener mucho cuidado con quién hablamos en nuestros viajes.

A veces conocemos a alguien extrañamente zalamero/a y servicial que quiere saber muchas cosas sobre nosotros en dichos viajes, nada más conocerlos…

¡No te confíes!

Si te parece sospechoso, no des información personal y cuando te pregunte cuando vuelves a tu país, MIENTE. Sí, sí, has leído bien, miente. No soy partidaria de los mentirosos, pero si es por salvar el cuello… Dile a tu nuevo amigo que te vas 2-3 días después de tu fecha real. No te hará o quitará nada hasta entonces y tú ya no estarás allí.

2. Los niños de las terrazas

Cuando estuve recientemente en Madrid, un amable camarero de un Vips (al cual le doy las gracias por el consejo desde aquí) nos recomendó a mi pareja y a mí que no dejáramos en la mesa ningún objeto personal de valor, pues, al ser una terraza tan abierta, era muy común que se acercaran unos niños a robar.

¿Cómo lo hacen?

Según contaba este camarero, los niños normalmente son mandados por una persona adulta que dirige sus movimientos. Ellos se acercan a tu mesa con algún pretexto como enseñarte unos folletos de alguna acción social o alguna carta donde digan que necesitan tu ayuda para algo. Cuando te van a mostrar el folleto o la carta, lo despliegan encima de lo que tengas en la mesa y cuando se van no solo agarran el folleto… por debajo agarran lo que tuvieras en la mesa.

Parece que la gente nunca sospecha de los niños, ¿verdad?

3. El mono carterista

En algunos templos de Asia, especialmente de la isla de Bali (Indonesia), los monos son expertos en arrebatar las pertenencias a los turistas y huir hacia la jungla como alma que lleva el diablo.

Poco después del hurto, aparece alguien que dice ser “el guardián del templo” y os reclama “banana money” (dinero para plátanos) como cambio por vuestras cosas.

Ya no te puedes fiar ni de los monitos… 🙁

4. ¿Magia con maletas?

En la estación Termini de Roma se roba con una simple maleta.

El robo se produce tal que así: alguien deposita una maleta sin fondo sobre el artículo que quiera robar y, mediante un mecanismo de pinzas, el artículo a robar desaparece dentro de la maleta.

Ahora entiendes a tu madre cuando te decía lo de “no pierdas de vista tus cosas nunca”.

5. El timo del hotel

No porque te digan que son del hotel en el que te hospedas debes fiarte de todo el mundo a la primera.

Un timo bastante común es que recibas una llamada a la habitación del hotel donde te hospedas y alguien te diga que es de recepción, que ha habido un problema con tu tarjeta de crédito y no se ha efectuado el pago correctamente. Te pedirá los datos de tu tarjeta y si, efectivamente, es un timador podrá hacer lo que quiera con tu cuenta bancaria.

Para evitarlo, lo más sencillo es que siempre bajes a recepción y confirmes el error de tu tarjeta para dar tus datos directamente allí.

6. El lanzamiento del bebé

Parece una tontería este, pero sucede, normalmente en Roma.

Este timo consiste en que alguien, una supuesta madre, caminará cerca de ti con un bebé en brazos (por norma suele ser un muñeco) y, sin previo aviso, te pondrá al “bebé” en los brazos, casi lanzándolo. Mientras tu sostienes al bebé como puedes para que no caiga al suelo, con tu consiguiente estado de shock, el equipo de esta señora te robará todo lo que pueda.

6+1. La anciana y el romero

Este además, es muy típico en España.

Una anciana (también puede ser una gitana), se acerca y te ofrece una ramita de romero como gesto de amistad. Si la aceptas, se ofrecerá a leerte la mano de una forma muy insistente, aquí ya solo te quedan dos opciones:

  • Aceptas y luego te pide una cantidad desorbitada por el servicio
  • Te niegas y te maldice a ti y a toda tu familia (que nunca es plato de buen gusto para nadie)

Esto, para personas supersticiosas, es un mal día en toda regla…

 

¿Conocéis algún timo más? ¿Os han timado/robado en algún viaje? ¿Ha sido con alguno de estos métodos? Cuéntamelo en los comentarios y así nos ayudamos entre viajeros a reconocer todos los timos posibles y evitarlos :).


Paola Silva

Graduada en Administración y Dirección de empresas y en Turismo, con experiencia en el mundo del social media. Blogger y Content & Community Manager freelance. Especialista en Marketing de Contenidos para sector Turismo, ocio y eventos y para el sector Moda, belleza y cuidado personal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web usa cookies propias que tienen una finalidad funcional y cookies de terceros (tipo analytics) que permiten conocer sus hábitos de navegación para darle mejores servicios de información. Para continuar navegando, es importante que acepte su uso. ¿Estás de acuerdo? Quiero ver la Política de Cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar